Te llamamos gratis

Horario de LlamadasL-V de 9 a 20:30h.

Consulta la información de privacidad

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).
menu

Att. al cliente

900 833 878
Eliminación sudoración

Eliminación sudoración (Hiperhidrosis)

La Hiperhidrosis o exceso de sudor se puede mitigar mediante la aplicación de la Toxina Botulínica (Botox)

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es una transpiración excesiva del cuerpo. La sudoración es una función que realiza el organismo para enfriar el cuerpo, pero en ocasiones esta función se realiza sin necesidad. La hiperhidrosis suele producirse en las axilas, cabeza, palmas y plantas de los pies, aunque en ocasiones se realiza como respuesta al stress, el ejercicio o el calor.

La hiperhidrosis no es una patología contagiosa ni invalidante, aunque puede causar trastornos en la vida cotidiana del paciente. La causa de esta sudoración excesiva puede ser hereditaria, producirse por la ingesta de algunos fármacos, con origen de otras enfermedades que se padezcan como la diabetes o la gota o con los cambios hormonales en la mujer. Esta enfermedad puede ser tratada y controlada para que el paciente tenga un vida más cómoda y confortable.

¿A quién va dirigido?

El tiramiento para eliminar la sudoración está recomendado para aquellos hombres y mujeres en los que:

  • La transpiración es excesiva y se produce incluso en situaciones cotidianas.
  • La sudoración es un inconveniente, interfiriendo en las actividades diarias.
  • La transpiración excesiva puede aislarles socialmente.
     

El tratamiento de eliminación de sudoración con toxina botulínica está recomendado para aquellas personas que han intentado otros tratamientos antitranspirantes y no han funcionado.

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA

¿En qué consiste la eliminación de la sudoración?

Para poder eliminar la sudoración excesiva, lo primero es acudir al médico y explicarle el problema. En la consulta, el médico realizará un historial clínico y descartará que este problema no esté asociado con alguna patología grave. Es posible que pida alguna prueba complementaria para confirmar su diagnóstico. El tratamiento dependerá del origen o causa de este trastorno.

La toxina botulínica es uno de los tratamientos más recomendados si otros no han funcionado. Esta neurotoxina se puede inyectar en las axilas, palmas o plantas del pie mediante una aguja fina llegando hasta las capas superficiales de la piel. La toxina botulínica tipo A actúa disminuyendo la liberación de acelticolina procedente de los nervios simpáticos y que ordena a las glándulas sudoríparas producir sudor. La toxina botulínica bloquea la sudoración en la zona donde se inyectó. Este procedimiento es corto, apenas 20 minutos. Puede ser un poco doloroso, pero se pueden utilizar anestesia local.

Los efectos de la toxina botulínica se podrán comenzar a notar a los 4 o 5 días de aplicar el tratamiento. Es necesario renovar este tratamiento, los efectos pueden dejar de actuar entre los 6 y 12 meses.

Apenas tiene efectos secundarios, en raras ocasiones, si se aplica en las manos, puede producir debilidad muscular temporal o asimetrías en la cara.

¿Qué beneficios aporta?

El tratamiento para eliminar la sudoración excesiva a través de la toxina botulínica aporta diferentes ventajas:

  • Elimina durante un largo período de tiempo la sudoración excesiva.
  • Es un tratamiento rápido y efectivo.
  • Devuelve la confianza al paciente eliminando las situaciones incómodas ocasionadas por una sudoración excesiva.
  • Permite al paciente realizar actividades habituales, como coger objetos, sin problemas de sudoración.
  • Es un tratamiento seguro y eficaz, con apenas tiene efectos secundarios.

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA