Te llamamos gratis

Horario de LlamadasL-V de 9 a 20:30h.

Consulta la información de privacidad

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).
menu

Att. al cliente

900 833 878
Hilos tensores

Hilos tensores

  • Alternativa al lifting convencional.
  • Consiguen elevar los tejidos dando como resultado un aspecto más joven y saludable.

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA

¿Qué son los hilos tensores?

La piel pierde elasticidad y firmeza a medida que los años avanzan. Para corregir esta pérdida existen diferentes técnicas que estiran la piel volviendo a tener un aspecto más joven. Los hilos tensores son un procedimiento no quirúrgico que permiten recuperar firmeza de manera poco invasiva.  

Los hilos tensores son unas suturas que se introducen en la parte más profunda de la piel y consiguen elevar y posicionar de nuevo el tejido que ha sido descolgado.  

¿A quién va dirigido?

Este tipo de tratamiento está dirigido a aquellos hombres o mujeres que tengan pequeños problemas de flacidez facial o sufran los primeros signos de envejecimiento. Para someterse a este tratamiento y que resulte un éxito es importante que todavía se tenga la piel elástica.  

Se puede aplicar este procedimiento a zonas como: cara, cuello, brazos, vientre, senos y parte interna de los muslos.  

A las personas con signos más avanzados de envejecimiento, se les recomienda que combinen este tratamiento con otros como un lifting facial. Los hilos tensores, no están indicados a personas con descolgamiento de la piel debido a la obesidad o con gran sobrante de piel. Los hilos tensores son un tratamiento eficaz, pero con algunas limitaciones.

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA

¿En qué consiste el tratamiento con hilos tensores?

Los hilos tensores consiguen elevar los tejidos relajados para dar al rostro un aspecto más joven y saludable, preservando los rasgos y las características naturales de cada persona.  

Consiste en la introducción de hilos de material biocompatible bajo la piel con una aguja guía diseñada especialmente para este fin. Cada hilo está provisto de pequeñas espículas que le permiten anclarse en el tejido celular subcutáneo. Una vez introducidos, los hilos traccionan y se produce una estimulación natural de la estructura del tejido, obteniéndose un efecto lifting.  

Los hilos tensores pueden ser reabsorbibles, desaparecen a los 12 meses, o permanentes. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, sencillo y que aporta muy buenos resultados de forma inmediata.  

Generalmente se aplica un anestésico local para evitar las molestias al paciente, por lo tanto, esta intervención suele tener carácter ambulatorio. Las incisiones son tan pequeñas que apenas se perciben.  

Los hilos tensores resultan un tratamiento perfecto para corregir las mejillas, el cuello y el ceño, y se puede completar con botox y rellenos para los surcos nasogenianos.  

¿Qué beneficios aporta?

Después de la operación, la recuperación es muy rápida. Es una intervención con muy pocas complicaciones. Los efectos secundarios que pueden aparecer son inflamación de la zona o algún hematoma, que desaparecerán a los pocos días.  

Los resultados del tratamiento comienzan a notarse de manera rápida. Aunque los resultados definitivos son evidentes al mes, debido a que este procedimiento estimula la producción de colágeno por la propia piel.  

Este tratamiento no es permanente, al año y medio, aproximadamente, desaparecen los efectos. Por lo que el envejecimiento natural seguirá avanzando. Sin embargo, es posible volverse a someter a este tratamiento con los mismos resultados, si las condiciones de la piel continúan siendo óptimas.  

El aspecto conseguido con los hilos tensores es muy natural, no se notará que el paciente se ha sometido a este procedimiento. Pero es muy importante que el tratamiento sea realizado por un médico con dilatada experiencia y así evitar una mala ejecución que pudiera favorecer asimetrías en la cara.

Solicita información 1ª CITA MÉDICA GRATUITA