La respuesta sí, son efectivas. Estamos constantemente luchando contra el envejecimiento, factores como el sol y/o la contaminación hace que el rostro parezca más cansado y, hasta ahora, el uso de cremas antiedad que contienen colágeno o ácido hialurónico han sido los principales aliados. 

Sin embargo, en los últimos años las vitaminas para la cara han llegado para quedarse, alcanzando una gran popularidad en el sector de la medicina estética. Se trata de un tratamiento facial, no quirúrgico, en el que muchas personas recurren a él para recuperar la firmeza y el brillo de la cara, y lo mejor, sin necesidad de pasar por quirófano. Pero, ¿cuál es realmente el secreto de las para piel? ¡Quédate! Te lo contamos. 

 ¿En qué consisten las vitaminas faciales?

Las inyecciones de vitaminas faciales, también conocidas como mesoterapia facial con vitaminas, son un tratamiento de hidratación y nutrición dérmica que consisten en introducir en las capas superficiales de la piel sustancias formadas por compuestos para conseguir rejuvenecer la piel y jugosidad del rostro. 

Dependiendo del tipo de vitamina que se inyecte, se puede tratar:

  • Líneas de expresión.
  • Marcas de acné y cicatrices.
  • Rojeces y rugosidades.
  • Poros abiertos.
  • Falta de firmeza.
  • Deshidratación.

Gracias al efecto antioxidante de las vitaminas se puede acabar con  los signos más visibles de la edad.  Estas infiltraciones tienen un mayor grado de concentración de principios activos que otros productos que se comercializan, garantizado unos resultados excelentes en pieles maduras o con imperfecciones.

¿Qué efectos tiene en el rostro la inyección de vitaminas?

Los efectos que las vitaminas proporcionan en la piel son múltiples: 

  • Retrasa los síntomas del envejecimiento de la piel. 
  • La piel recupera elasticidad y luminosidad. 
  • Corrige imperfecciones, como poros abiertos, el acné, cicatrices y/o marcas solares. 
  • Hidrata en profundidad la piel. 
  • Resultado más duradero (especial en pieles más jóvenes).
  • Piel rejuvenecida desde la primera sesión. 
  • Efecto antioxidante.
  • Desintoxican y purifican la piel de elementos contaminantes y bacterias. 
  • Procedimiento invasivo, indoloro y totalmente seguro.

¿Cuánto duran las vitaminas inyectadas?

Los efectos de las vitaminas inyectadas son inmediatos. Normalmente, se suelen realizar 4 sesiones seguidas, cada 15 – 20 días, para que sea acumulativo y no desaparezcan y que se mantengan durante los próximos 6-8 meses.

Las vitaminas faciales se convierten en la mejor opción para regenerar tu rostro. ¡No esperes más! Disfruta de un cutis fabuloso con el que siempre has soñado. Ven a Clínica Londres y déjate asesorar por nuestros especialistas.