Conoce todas nuestras novedades, promociones y consejos de belleza en el Blog de Clínica Londres

900 833 878

L-V de 9 a 20:30h.

Te llamamos gratis

Horario de LlamadasL-V de 9 a 20:30h.

He leído y acepto el Aviso Legal.

menu

Att. al cliente

900 833 878

L-V de 9 a 20:30h.

Llanos Garví

Balón Intragástrico

Pensé que debía apostar por el caballo ganador: aquel que me ofreciera más experiencia y profesionalidad en la solución de situaciones como la mía.

Siempre encontraba excusas para casi todo: “No me apunto a ese viaje porque yo no aguanto el ritmo”, “no me compro faldas porque mi piel es muy delicada y me sale un sarpullido al andar”…Yo sola me estaba limitando en mi día a día.

Llanos, ¿Por qué diste el primer paso para someterte al Balón Intragástrico?

Llevaba mucho tiempo intentando bajar peso, siempre bajo la supervisión de médicos, pero no conseguía llegar a buen término. Todo el mundo me hablaba de operarme pero, tras una mala experiencia en un quirófano, sentía pavor a someterme a una intervención de by pass gástrico. Un día escuché el testimonio de una persona que había pasado por esta experiencia y decidí informarme al respecto.

¿Qué fue lo que hizo que dijeras: "Hasta aquí"?

Con sólo 33 años me sentía muy mayor para hacer determinadas cosas. Subir las escaleras de mi casa con la compra o salir al campo a buscar setas se habían ido en actividades que cada vez estaban más lejos de mi alcance. Yo sola me estaba limitando en mi día a día y comencé a darme cuenta de que mi calidad de vida se iba deteriorando a pasos agigantados.

¿Qué factores te llevaron a escoger Clínica Londres y no otro centro médico?

Pensé que debía apostar por el caballo ganador: aquel que me ofreciera más experiencia y profesionalidad en la solución de situaciones como la mía. Necesitaba la ayuda de un equipo de profesionales me suministrara armas para afrontar este problema definitivamente.

¿Cómo describirías el proceso de colocación del balón y la sensación que provoca durante el tratamiento?

La colocación del balón es indolora, únicamente sientes unas ligeras molestias los primeros días, como cuando tienes una pequeña gastroenteritis. Durante el tiempo que tienes el balón en el estómago la sensación de plenitud es tal que casi no sientes la necesidad de comer. Los especialistas de Clínica Londres aprovechan este tiempo para reeducar tus hábitos alimenticios.

¿Crees que es importante el seguimiento nutricional y psicológico una vez retirado el balón?

A mi entender en ello radica la clave del éxito de este programa. Durante seis meses andas con la ayuda de un bastón, el balón, pero cuando tienes que empezar el camino por ti mismo es vital saber que hay profesionales preparados por si necesitas apoyarte para seguir la travesía. Creo que el balón sin el refuerzo que te aportan los nutricionistas y psicólogos no puede ser fructífero y cuando haces una apuesta definitiva por uno mismo has de asegurarte de que sea lo más provechosa posible.